673 168 759

info@higienealimentariaextremeña.com

GUÍA DE BUENAS PRÁCTICAS DE MANIPULACIÓN (B.P.M.)

La Guía de Buenas Prácticas de Manipulación (B.P.M.) representa los requisitos mínimos exigidos en   el mercado nacional e internacional sobre las condiciones higiénico sanitarias y de buenas prácticas de fabricación para empresas elaboradoras de alimentos.

En Higiene Alimentaria Extremeña (H.A.Ex.) elaboramos una Guía de Buenas Prácticas de Manipulación (B.P.M.) personalizadas en el sector de su actividad alimentaria.

Para asegurarnos que nuestro producto sea seguro, debemos comenzar por verificar que las materias primas usadas están en condiciones que aseguren la protección contra contaminantes (físicos, químicos y biológicos). Por otro lado, es importante que sean almacenadas según su origen, y separadas de los productos terminados, como también de sustancias tóxicas (plaguicidas, productos de limpieza/desinfección u otras sustancias), de manera que se evite la contaminación cruzada. Además, deben tenerse en cuentas las condiciones óptimas de almacenamiento como temperatura, humedad, ventilación e iluminación.

En cuanto a la estructura del establecimiento, los equipos y los utensilios para la manipulación de alimentos, deben ser de un material que no transmita sustancias tóxicas, olores, ni sabores.

Se deben considerar los aspectos de las instalaciones (diseño y construcción), zonas de manipulación de alimentos, vestuarios, abastecimiento de agua, iluminación, ventilación, equipos, instalaciones sanitarias, transporte de los productos.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.